BELESAR, O SAVIÑAO - CHANTADA


Belesar es un tranquilo y apacible pueblo, conocido por sus producciones de vino y de cerezas.




Se trata de un hermoso enclave de gran interés turístico.



El pueblo de Belesar tiene la peculiaridad de estar dividido en dos barrios por el curso del Miño. Una parte se encuentra en el municipio de O Saviñao, en la margen izquierda, la otra pertenece a Chantada.


Posee un embarcadero de donde parten los catamaranes que recorren el río Miño hasta Os Peares, el pueblo de los tres ríos. También se pueden ver, algunas de las tradicionales barcas del Miño, utilizadas para el transporte de personas y ganado, el acarreo de uvas y la pesca fluvial.



En el paisaje, sobre el padre Miño, destaca el PUENTE DE BELESAR, un lugar que durante mucho tiempo fue el principal enlace entre las comarcas de Lemos y Chantada. 


Un paso histórico, pues se comenta que existió una vieja ponte romana que con el paso del tiempo sufrió diversas modificaciones., Por aquí, entre bosques de robles y castaños, pasa el camino de los CODOS DE BELESAR, que formó parte de una ruta secundaria ligada a la vía romana de Astorga a Braga y más tarde se integró en el hoy conocido como CAMINO DE INVIERNO.


En 1830 se construyó un puente sobre los pilares de otro de origen medieval, que durante siglos fue el único paso existente en el Miño entre Portomarín y Ourense. El viejo puente se vino abajo en gran parte en 1780 a causa de una gran crecida. Durante mucho tiempo, el paso del río solo se pudo hacer en barcas. Esta es tan solo una sombra del puente que algún día se irguió a su lado y de la que aún se pueden observar algunos restos en épocas de sequía, cuando las aguas del padre Miño así lo permiten(Albúm de fotos antiguas).


Cruzando este hacia el municipio de Chantada, nos topamos el PETO DE ÁNIMAS DE SAN BARTOLOMÉ, un monumento de notable valor histórico y etnográfico construido en el siglo XVII. Es una pequeña construcción rectangular, realizada en piedra, con un relieve donde se representan las ánimas en el purgatorio entre las llamas, con una reja en un orificio, donde se depositan las limosnas.


A la izquierda arranca un camino empedrado que asciende unas decenas de metros hasta un desvío a la IGLESIA PARROQUIAL DE SAN BARTOLOMÉ, levantada a mediados del pasado siglo a raíz de la construcción del embalse de Os Peares. En su interior guarda un retablo barroco de 1747, procedente de la vieja iglesia parroquial, que quedó cubierta por las aguas del embalse.


VISTA DE LA IGLESIA DESDE EL OTRO LADO DEL RÍO

Belesar como muchos pueblos vecinos (ANTIGUO PORTOMARÍN), han sido afectados hace unos 50 años por la construcción de varios embalases en la zona, quedando inundados bajo las aguas del Miño muchos pueblos.


En el atrio se conserva este bonito CRUCEIRO.





Desde esta zona se divisan unas excelentes vistas del pueblo de Belesar y amplias panoramas de ambas riberas.


Aguas arriba nos encontramos en otro PUENTE que también salva el río Miño. Fue construida a principios del siglo XX. Tiene cinco pilares de granito y seis vanos cubiertos con arcos rebajados.
  




INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES







VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE O SAVIÑAO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.